BP asegura que frenó la fuga de petróleo

BP asegura que frenó la fuga de petróleo

Fecha de Publicación: 16/07/2010
Fuente: ADN
País/Región: Estados Unidos



La petrolera británica afirmó que el vertido de petróleo en el Golfo de México paró por completo.
La petrolera británica BP anunció ayer que logró detener el derrame de crudo en el Golfo de México por primera vez en casi tres meses, tras cerrar las válvulas de un nuevo embudo colocado sobre el pozo dañado.
“Es bueno ver que no se vierte petróleo al Golfo de México”, dijo el vicepresidente de BP (ex British Petroleum), Kent Wells. Aunque advirtió que hay que ser cautelosos: “Recién estamos iniciando la prueba” de presión sobre el pozo.
Wells señaló que el flujo de crudo se detuvo a las 14.25, hora local, al cerrarse la última de las tres válvulas de un gigantesco embudo, pero los ingenieros de la empresa seguían muy de cerca la operación para asegurarse de que no se produjera una nueva fuga.
Tras una serie de intentos fallidos, éste es el avance más importante registrado para contener el derrame, la mayor catástrofe ambiental en la historia de Estados Unidos, producida por una explosión el 20 de abril que provocó once muertos y el hundimiento de la plataforma petrolera “Deepwater Horizon” dos días después.
“Estoy muy entusiasmado al ver que no hay fuga de crudo al Golfo de México”, agregó Wells.
BP inició ayer una crucial “prueba de integridad” del pozo dañado, que según anunció en un comunicado, “demorará al menos seis horas y podría durar hasta 48 horas”. De todos modos, la empresa advirtió que aunque deje de verterse petróleo al mar durante la prueba “eso no quiere decir que el flujo de crudo y gas del pozo se haya detenido de manera permanente” .
La solución recién llegará cuando se terminen de perforar dos pozos auxiliares, a través de los cuales se inyectará una mezcla de barro pesado y cemento que sellará definitivamente el pozo.
Previsto inicialmente para el martes, el ensayo con el embudo fue demorado por el gobierno estadounidense, que buscó despejar todos los riesgos y autorizó su realización el miércoles.
Pero un contratiempo volvió a demorarlo hasta ayer, luego de que los ingenieros de BP detectaran una fuga en la tubería durante los preparativos de la prueba, que fue reparada durante la noche.
La prueba de presión, destinada a evaluar la resistencia del pozo que se extiende cuatro kilómetros por debajo del lecho marino, a 1.500 metros de profundidad, incluye el cierre de las válvulas del embudo de 75 toneladas instalado el lunes sobre la fuga, en sustitución de un modelo precedente.
Si la presión resulta demasiado baja, será indicio de la existencia de otra fuga similar a la que se detectó el miércoles, y habría que comenzar de nuevo.
El almirante Thad Allen, supervisor del gobierno de EE.UU. para las tareas de contención de la fuga, señaló que si se registra una presión alta será una buena noticia, pues querrá decir que el dispositivo funciona y está en condiciones de soportar el flujo de crudo. Si esto ocurre y la campana puede entrar en funcionamiento, se conectaría mediante tuberías a barcos de carga en la superficie.
Según Allen, el sistema tendría capacidad para trasvasar hasta 80.000 barriles diarios, una cantidad superior a la que mana del pozo averiado, que se estima entre 35.000 y 60.000 barriles de petróleo por día.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs